Xiaomi Mi A2, un dispositivo relativamente nuevo listo para triunfar

Llegaron hace un tiempo y parece ser que lo tienen todo para quedarse. Xiaomi sigue lanzando la casa por la ventana con su nuevo lanzamiento. La firma china lo tiene todo para triunfar si se confirman las prestaciones de su nuevo dispositivo: el Xiaomi Mi A2.  Éste presenta grandes novedades en comparación a su predecesor, el Mi A1. Se trata de un modelo que se podría considerar de alta gama pero con precios low cost.

El nuevo dispositivo de Xiaomi guarda unas líneas similares a las del mercado actual. De este modo, poco innova el fabricante chino con este lanzamiento. Se constata una vez más el estancamiento del mercado de teléfonia móvil. Se mantiene un diseño clásico, con los bordes redondeados, que facilita la manejabilidad por parte del usuario. Visualmente no despunta, pero como se suele decir: lo mejor está en el interior.

El Xiaomi Mi A2 consta de una pantalla de casi seis pulgadas (5.99”).  Por ello, se cumpliría los requisitos del mercado, que cada vez necesita más pantallas de grandes dimensiones con resolución full HD+ y 18:9. De este modo, se solucionaría las carencias de otros terminales de la misma marca, que carecían de adaptación a dicho modo de visualización.

Xiaomi va un paso más allá con su nuevo dispositivo. El Mi A2 constará con un sistema operativo Android 8.1 Oreo One Edition. Se trata de una versión que va un paso más allá que las anteriores. Tanto es así, que consiguen que todas esas aplicaciones que vienen de serie  en otros dispositivos desaparezcan. De este modo, el Xiaomi Mi A2 trae consigo las aplicaciones necesarias, como pueden ser las propias de Google o de su marca. Se trata del primer modelo de última generación que piensa realmente en el consumidor al no tener espacio de almacenamiento utilizado innecesariamente.

Una de las principales novedades de este dispositivo es la desaparición del anticuado ‘notch’. El espacio de dicho elemento estará ahora destinado a aumentar la dimensión de la pantalla.  Por su parte, la firma asiática ha ido un paso más allá con el procesador al utilizar un Snapdragon 660. Un procesador que está un paso por detrás respecto a las peticiones del mercado. En este aspecto se encuentra una de sus claves: el bajo precio. Hay que tener en cuenta, que se trata de un chip de gama media Premium, pero que deja mucho que desear con los lanzamientos de otras marcas que constan del Snapdragon 710.

Este dispositivo consta de dos cámaras que supuestamente son de alta resolución. Tanto la delantera como la trasera tienen un sensor de 20 megapíxeles. Sin embargo, la trasera se conforma por una doble cámara, siendo la principal de doce megapíxeles, viéndose aumentado a 20 con la trasera.  La resolución a simple vista es bastante buena, pero tiene diversas carencias según el modo que se emplee. El Xiaomi Mi A2 tiene un sistema de inteligencia artificial que permite que las imágenes tengan un efecto de profundidad que es difícil de conseguir.

Xiaomi Mi A2, no todo es oro lo que reluce

Una de las carencias de este dispositivo es la presencia de una batería de 3010 mAh con una capacidad inferior a las del mercado y sobre todo a al de su predecesor. Xiaomi trae consigo un modo de carga rápida que permite al usuario cargarlo en poco tiempo. Sin embargo, ya se sabe lo que se dice, se trata de una falsa carga. Desde la firma garantizan que con un uso moderado se podrá utilizar más de un día.

El principal problema lo encontramos en la memoria. Se trata de un dispositivo con 4GB de RAM. Por su parte, el almacenamiento interno puede ser de 32GB, 64GB o 128GB . El Xiaomi Mi A2 carece de posibilidad de introducir una tarjeta micro SD. Por tanto, pese a que las funcionalidades del dispositivo las garantizan con aplicaciones estrictamente necesarias de serie,  poco a poco se ocupará su memoria.

Se trata de un modelo que se adapta a las necesidades del mercado pero va un paso atrás en la evolución del mismo. El precio, que rondará entre los 249€ y 349€, es correcto viendo lo que nos ofrecen. Xiaomi quería ofrecer una amplia gama de productos a bajo coste pero no cumple con las expectativas. La sociedad no quiere un dispositivo que le funcionará peor que su último modelo al constar de piezas anticuadas.  Es un dispositivo de los que se catalogan para salir del paso. Lamentándolo mucho, la población irá en búsqueda de ese modelo que acaban de lanzar que ofrecen características de última generación a un módico precio.